¿Cómo mejorar el confort y el aislamiento térmico de una vivienda?

En España, el 82% de los edificios son ineficientes energéticamente. Es decir, 4 de cada 5 viviendas consigue el confort térmico utilizando más recursos de los necesarios. El aislamiento térmico de una vivienda es un aspecto fundamental no solo para mejorar el confort, si no también para ahorrar el consumo de energía. Ya sea en obras de nueva construcción o de rehabilitación, mejorar el aislamiento térmico no es algo sencillo. 

Por lo general, se trata de una obra importante en la que para hacerlo bien se debe aislar la superficie exterior. Aislar la fachada de una vivienda desde el exterior es la mejor opción, ya que reviste de forma homogénea toda la fachada y evita los puentes térmicos. De este modo, se aprovecha toda la inercia térmica del edificio para mantener las temperaturas estables. Consecuentemente, se consigue también una reducción en el consumo de energía. 

Sistema SATE: el mejor aislamiento térmico de una vivienda

Existen varias razones por las cuales un edificio es ineficiente desde el punto de vista energético. Entre las más comunes se encuentra la carencia de un aislamiento térmico exterior adecuado y la afectación de enormes puentes térmicos. Durante el invierno, el aire frío suele filtrarse por distintas vías hacia el interior. Y, el sol del verano calienta la hoja exterior de la fachada y puede afectar también a la hoja interna. Como consecuencia de no estar bien aislada, la temperatura interior de la vivienda aumenta. Para prevenir estas situaciones, recomendamos utilizar el sistema SATE tanto en proyecto de obra nueva como en la rehabilitación de fachadas. 

El sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior) se trata de una capa aislante que se coloca en el exterior de un edificio. Su instalación consiste en colocar un material aislante adherido al muro, mediante adhesivos y fijación mecánica. Además, está protegido por un revestimiento de mortero acrílico o mineral con una gran variedad de colores o aplacado. Se utiliza principalmente para el aislamiento térmico y acústico de las fachadas de una construcción y es capaz de reducir hasta un 70% el gasto energético.

Ventajas de instalar un sistema SATE en una vivienda

El sistema SATE es una solución fácil y económica para rehabilitar fachadas y ofrece múltiples ventajas. 

  • Disminución del consumo energético del edificio y ahorro económico. 
  • Eliminación o minimización de los puentes térmicos del edificio.
  • Mejora el confort térmico y acústico de la vivienda.
  • Reducción del riesgo de condensaciones, mohos y hongos que dañan la fachada.
  • Contribución al mantenimiento de la fachada.
  • Se mantiene la superficie útil de la vivienda, es decir, no se reduce el espacio habitable.
  • Respetuoso con el medio ambiente.
  • Instalación rápida y económica, ya que el coste del SATE es entre un 30% y un 50% más bajo que otros métodos.

Desde Nutersa te brindaremos el asesoramiento personalizado que precises para llevar a cabo tareas de rehabilitación de fachadas o proyectos de obra nueva con sistema SATE. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si deseas solicitar más información. 

Comparte este post